martes, 2 de diciembre de 2014

consejos/pasos para cuidar de tu roedor

  1. Prepárate. Tienes que contar con todo lo necesario antes de llevar tu nueva mascota a casa. Es importante que tengas todo listo. Coloca la jaula donde más te agrade y ponle agua y comida. Cuando tus nuevas mascotas lleguen a casa, van a necesitar un poco de tiempo para adaptarse. Si tienes todo listo el cambio será menos estresante para los roedores y para ti, pues lograrán adaptarse más rápido. 
  2. Infórmate. Antes de comprar un ratón debes informarte y saber los cuidados necesarios que requieren estos animalitos. Las tiendas de animales y algunas páginas de Internet generalmente dan información errónea. La mejor manera de informarte son las páginas en Internet de los rescatistas o criadores responsables. Una buena opción es unirte a un foro de mascotas, puedes encontrar algunos que son especialmente para ratones. En este blog encontraras mucha infrmacion sobre varios de nuestros roedores.
  3. Busca un veterinario que trabaje con animales muy pequeños o exóticos. Recuerda que los ratones son seres vivos y si están enfermos o heridos sufren como cualquier otro animal, por lo que el veterinario es necesario para ellos, así como para cualquier mascota. Los ratones que son criados sin el cuidado necesario y que son amontonados en pequeñas jaulas (como en las tiendas de mascotas) a la espera de que los compren, son más propensos a enfermedades. Si no puedes pagar un veterinario y medicinas necesarias para tu mascota por si se enferma, se recomienda que no compres hasta que tengas la solvencia para su cuidado.
  4. Decide si quieres un macho o hembras. Las hembras deben estar con otras para hacerse compañía y son mucho más fáciles de mantener que los machos. Asegúrate de que la decisión que tomes va de acuerdo a tu estilo de vida. Si no tienes mucho tiempo para dedicarles al día, no compres un macho.¿Quieres un macho? Los ratones machos tienen características que los hacen perfectos para algunas personas. Primero que todo, un macho debe estar solo. Algunas personas han logrado que dos o tres machos puedan estar juntos, pero esto solo sucede si se juntan estando muy pequeños (como a las 4 semanas de nacer). Sin embargo, el riesgo de que se peleen es mayor, por esta razón, se recomienda mantenerlos separados. Si eliges tener un macho, tendrás que brindarle más atención que a las hembras, pues serás la única compañía que tendrá.¿Quieres hembras? A diferencia de los machos, las hembras deben mantenerse en grupo. Tres hembras es lo mejor y será más cómodo para ti. De esta manera, si una llegara a enfermarse o morir, las otras aun tendrán compañía. Muchas personas han reportado que si las hembras se mantienen solas, se entristecen, y podrían llegar a morir por la falta de compañía. Por ello, quieres tener más de un ratón, lo mejor es que sean hembras.
  5.  Escoge una jaula. Las mejores jaulas son las de alambre con un espacio no mayor de 1 cm entre cable (alambre). Este tipo de jaulas son mejores para tus ratones y no tienen los problemas de ventilación que un tanque tiene. Si ya tienes un tanque o prefieres uno, asegúrate de que tenga muy buena ventilación, esto lo puedes lograr con una tapa de malla, la cual tendrás que asegurarte muy bien.
  6. Coloca algo sobre lo que puedan caminar. Un lugar para descansar es muy importante. “Nunca pongas pino o cedro”, este tipo de suelo son dañinos para el sistema respiratorio de tus ratones. También evita el aserrín, arena o cualquier cosa que puedan inhalar fácilmente. El lugar perfecto para que los ratones descansen es en la parte inferior de la jaula o tanque.
  7. Dales algo para que puedan hacer un nido. Recuerda siempre darles algún material suave y fácil de romper para que puedan construir un nido. Por ejemplo, pañuelos para limpiarse la nariz cuando se está enfermo (no uses aquellos que tienen loción o desinfectante) o papel de baño. No compres productos comerciales para nidos (como la pelusa para hámster); no solo es más caro, sino que contienen fibras que pueden ser fatales para los ratones. Para evitar esto puedes usar los ejemplos anteriormente mencionados. Lo mejor para los ratones es el algodón, ya que pueden romperlo y distribuirlo fácilmente y como quieran. Las hojas son divertidas para ellos y además pueden masticarlas.  
  8. Limpia la jaula. Muchos creen que los ratones son muy sucios, pero en realidad son animales muy limpios. Como dueño, puedes limpiar su casa una vez por semana y medio limpiar a la mitad de la semana, de esta manera estarán muy felices y a gusto. Mientras limpias, recuerda tener un lugar especial para poner temporalmente a los ratones, además, es una buena oportunidad para jugar con tus ratones o bien, que hagan ejercicio.
  9. Ten cuidado con los malos olores. Los machos generan un olor más fuerte que las hembras. Si tienes mucho cuidado, los olores no llegarán a ser molestos o muy desagradables. La mejor manera de evitar olores fuertes es dejando un juguete sin lavar cuando limpies la jaula. Este juguete aun tundra el olor del ratón e impedirá que marque todo otra vez. Debes de alternar el juguete para prevenir que genere hongos o enfermedades.
  10. Ejercita a tu roedor. Debes tener una rueda siempre disponible. Nunca uses una rueda con barras de metal. Recuerda que los ratones tienen cola (los hamster no), y pueden perderla o lastimársela con ruedas con barras, ya que se les puede atorar. Las ruedas deben tener superficies sólidas para que el ratón pueda correr. Asegúrate de que la rueda es lo suficientemente grande para tu ratón, de esta manera no se lastimará la espalda mientras corre, si se lastima puede dañar mucho a tu mascota. La rueda de tamaño medio es una buena elección, además no es tan ruidosa como otras. Para tu comodidad, trata de elegir una que no sea tan ruidosa. Puedes encontrar estas ruedas en tiendas de mascotas.
  11. Dale tiempo a tu roedor para adaptarse. Cuando lleves tu nueva mascota a casa, es recomendable que le des tres o cuatro días para adaptarse a su nuevo hogar. Cuando el roedor comience a comportase de manera normal (correr en la rueda, comer, beber, jugar y asearse), podrás empezar a agarrarlo y jugar. Es importante y necesario que le des tiempo, sin importar lo emocionado que estés por jugar con tu nueva mascota, de esta manera generarás un buen lazo de confianza con el animalito.
  12. Empieza con el pie derecho. Después de unos días podrás empezar a relacionarte con tu mascota. El primer paso es crear confianza. Desde la perspectiva del roedor, eres un gran depredador, por lo que cuando entrenes a tu ratón, la paciencia y calma serán muy importantes. La mejor manera de empezar es colocar tu mano en la jaula y permanecer inmóvil. Los ratones son muy curiosos y querrán acercarse para oler tu mano. No te muevas, esto les hará saber que no quieres herirlos o que no eres una amenaza.
  13. Organízate. Los roedores responden muy bien a los horarios, y organizar un espacio al día para entrenarlos lo hará mucho más fácil. Durante las primeras semanas, lo mejor es dedicarle tiempo dos o tres veces al día. Poco a poco irás creando confianza, debes entrenarlos o estar con ellos de preferencia a la mismas horas todos los días. Entre más tiempo les dediques a tus ratones durante las primeras semanas, más rápido se acostumbrarán a ti.
  14. Debes ser paciente. No esperes que esto suceda el primer día que lo entrenes. Debes ser paciente y poco a poco tu ratón sabrá que está a salvo contigo y que no lo lastimarás. Cuando ya exista este lazo, podrás disfrutar una larga y buena relación con tu mascota.  

Consejos

  • Cuando agarres a tu roedor posiblemente chille, generalmente lo hacen las ratas, pero en algunas ocasiones los ratones también. Si lo hacen, significa que les agradas.
  • La mejor manera de domesticar a tus roedores es colocarlos en la bañera, con una toalla tapando el drenaje y dejar que suban por tus manos. Si usas este método, coloca un rollo de papel de baño vacío en la jaula y permite que el ratón se meta. Después, cubre los lados para que no se caiga, saca al roedor y pon el rollo en la bañera. Retira el rollo cuando el ratón haya salido. Después, siéntate alado de la bañera y coloca tus palmas sobre la toalla, poco a poco el roedor subirá a tus manos. Recuerda tener horarios para esto.
  • Si tienes un macho y quieres juntarlo con las hembras, busca un buen veterinario de confianza que pueda castrarlo, después será seguro tenerlos juntos. Algunas personas piensan que esto es la mejor opción, pues una persona no puede darle toda la compañía que necesita. Estará mejor con otros de su especie. Debes esperar 6 semanas después de castrar al macho para poder juntarlos, de esta manera evitarás algún embarazo inesperado.
  • Los gusanos son una buena botana que puedes darle a tus ratones, los puedes congelar o bien dárselos vivos. Puedes comprar los gusanos en cualquier tienda de mascotas, generalmente los encuentras en la sección de peces o reptiles. Los ratones son omnívoros no vegetarianos, por lo que necesitan una dieta a base de proteínas y la carne las contiene. Si decides no darles gusanos, entonces puedes darles alimento para perro de buena calidad, también puedes darle pavo o pollo como premios y suplemento.

animalnatura