domingo, 28 de diciembre de 2014

Enfermedades de los hámsters

Enfermedades de los hámsters

En general, los hámsters (especialmente los que viven en la naturaleza) son pequeños animales robustos y no se ven afectados por muchas enfermedades naturales. Sin embargo, son muy susceptibles a las enfermedades infecciosas de los otros animales, incluyendo los seres humanos.

Muchas de las enfermedades, problemas y dolencias ahora asociados con hámsters son un resultado directo de su cautiverio. Debido al pequeño tamaño del hámster, una enfermedad leve con frecuencia puede llegar a ser grave si no se da un tratamiento inmediato. Dado que los hámsters son criaturas nocturnas muchos signos tempranos de la enfermedad pueden pasar desapercibidos. A fin de garantizar una buena salud, los hámsters deben ser revisados regularmente.
Las cosas que se deben observar cuidadosamente incluyen los hábitos alimenticios, el ejercicio rutinario, el bienestar y la fuerza de los dientes, extremidades y huesos. El cuerpo debe ser revisado para detectar protuberancias o bultos, cortes y abrasiones, etc. por lo que te recomendamos que le realices por lo menos un examen físico semanal. Un hámster enfermo por lo general se vuelve irritable y arisco. También pueden estar más aletargado o caminar con las piernas rígidas si se les obliga a moverse o pueden sentarse en una posición de joroba. Los ojos pueden parecer aburridos, hundidos y a veces húmedos. Y no comen mucho, lo que a menudo resulta en la pérdida de peso.
Te recomendamos que al menor síntoma extraño que veas en tu hámster le realices un examen físico y vigílalo atentamente durante los días siguientes, por si desarrolla alguna enfermedad.

Lesiones en los hámsters

A pesar de nuestros mejores esfuerzos, nuestros pequeños hámsters se lastiman. Puede ser por otro hámster o por otra mascota o simplemente por el sentido de la aventura hiperactiva de nuestro amigo. La mayoría de las lesiones del hámster enano son causadas por otros hámsters enanos. Tan lindo como puedan ser, también pueden ser muy crueles cuando están enfadados.
Lo primero que hay que hacer después de haber dado al hámster herido la atención médica adecuada, es eliminar la fuente de la lesión. Si la lesión fue causada por otros hámsters, no permitas a los hámsters seguir viviendo juntos con la esperanza de que su relación mejore. Si uno de los hámsters ya está herido la tensión entre los hámsters se intensificará en lugar de disiparse.
Las lesiones pequeñas pueden ser atendidas con ungüentos tópicos. Asegúrate de consultar con un veterinario para estar seguro de que la pomada que deseas utilizar es segura para los hámsters. Si la lesión del hámster es muy grave, debes contactar con un veterinario inmediatamente.
Los hámsters son criaturas resistentes, y si les da la atención adecuada, se recuperaran muy rápidamente y podrás volver a jugar con ellos muy pronto.

 

Las lesiones más comunes

Abscesos

Por lo general, son el resultado de los cortes y mordeduras que, o bien han sido pasadas por alto o no se han limpiado correctamente. Una vez que un absceso (un bulto lleno de líquido) se ha desarrollado, se requiere un viaje al veterinario. El veterinario probablemente abra el absceso y lo vacié. Después del procedimiento, el veterinario probablemente le recetará antibióticos por un tiempo mientras la herida sana.

Miembros rotos

Normalmente, es el resultado de una caída. Si se sospecha de que algún miembro del cuerpo está roto, lo mejor es obtener el asesoramiento de un veterinario que probablemente no va a envolver o entablillar la ruptura, ya que sólo será cuestión de tiempo antes de que sea masticada por el hámster. La extremidad puede no curar recta, pero esto no es probable que afecten al pequeño hámster resistente. Sin embargo, si el miembro está siendo arrastrado o que parece que esta inflamado, debes una vez más buscar la ayuda del veterinario. Para permitir que el tiempo de curación pase sin percance y sin lesiones adicionales, el hámster debe ser trasladado a un acuario (la jaula está prohibida ya que el hámster podría tratar de escalar), la rueda debe ser retirada y otros juguetes que requieran el uso de la extremidad rota. Mantén al pequeño lo más tranquilo posible y dejar que el miembro roto sane naturalmente.

Cortes y Mordeduras

A veces los hámsters jóvenes se ponen demasiado entusiasta en sus riñas, peleas y algunas veces pueden lastimarse como resultado de un intento sin éxito de apareamiento lo que puede causar cortes y mordeduras. El hámster herido con sólo pequeños cortes y mordeduras debe ser colocado en una jaula separada. A continuación, se lamerá y limpiara las heridas y mordeduras, que deben sanar rápidamente. Cortes y mordeduras más graves deben ser atendidas, debes cortar el pelo alrededor de la herida con una tijera de punta roma. Para evitar que el corte de pelo caiga en la herida, mojar las tijeras y el cabello se aferra a las cuchillas de la tijera. Una vez que el pelo se ha eliminado, limpiar el área con una solución salina o peróxido y aplicar un buen ungüento antibiótico. Si observas signos de infección o un inicio de un absceso llevar al hámster inmediatamente al veterinario.

Heridas en las bolsas de las mejillas

Las bolsas de las mejillas de los hámsters son secas, no húmeda como en el ser humano, y pueden llegar a ser afectadas si él/ella no es capaz de extraer lo que está en la bolsa. Los alimentos pegajosos, material para el nido y algunas semillas puntiagudas son los culpables más comunes. Una bolsa afectada aparecerá como un bulto (a veces se asemeja a un absceso) y en ocasiones puede ser tan grande que hace que los ojos se cierren. No hay remedio casero eficaz para esta enfermedad, la bolsa debe vaciarse y enjuagarse por un veterinario. Esta es una de esas situaciones en las que más vale prevenir que curar, no alimentarlos con alimentos pegajosos que puedan adherirse a la pared interna de la bolsa y estar al tanto de todo lo que le has dado al hámster que podría almacenar en su bolsa. Al igual que los bebés pequeños que tienden a llevarse todo a la boca, un hámster intenta poner todo en su bolsa.

Irritación de los ojos

A veces un ojo puede rayarse durante una riña con otro hámster, o puede irritarse por algo como el polvo, la suciedad, astilla de madera, etc. Si el ojo está cerrado y con mucha legaña, empapa una toalla con agua tibia (no caliente), y límpiale el ojo. Esto puede tener que repetirse varias veces antes de que abra el ojo. Una vez que el ojo está abierto limpiar con una solución salina (la solución salina hecho para lentes de contacto es estéril y funciona bien). El ácido bórico también se puede utilizar. Normalmente los ojos curan muy rápidamente. Un veterinario debe ser consultado en caso de una lesión ocular grave o si el enrojecimiento persiste. La solución salina puede ser utilizada directamente de la botella. Sin embargo, si se utiliza ácido bórico, hay que preparar una solución (mezclar una cucharadita de ácido bórico con media taza de agua hervida fría).

Dientes rotos

 
Información general.- el mayor riesgo no viene por el diente roto, que volverá a crecer sin problemas, sino por el otro incisivo que puede sobrecrecer al no desgastarse por rozamiento con el diente roto.
Causas.- por golpes, alimentación pobre en minerales (calcio) -exceso de pipas-, los hámsters viejos son más propensos.
Síntomas.- diente roto, sangre en la boca.
Tratamiento.- añadir más calcio a su alimentación (existen productos específicos para roedores o bien pienso para perros, queso, etc. que son ricos en calcio).

 

fuentes: http://tuhamster.com

http://www.hamstersenanos.com/

animalnatura