jueves, 4 de diciembre de 2014

La musaraña, uno de los mamiferos mas pequeños del mundo


 Hoy no os traemos un roedor, os traemos a una pequeña musaraña que rescatamos de los gatos en el jardin^^y hemos decidido adoptarla, uno mas en la gran familia del zoo..... :p

Los sorícidos (Soricidae), conocidos vulgarmente como musarañas, son una familia de mamíferos placentarios del orden Soricomorpha. Son animales de pequeño tamaño que se encuentran en casi todo el mundo. Se caracterizan por sus pequeños ojos y un largo hocico con bigotes muy sensibles. Son similares a un ratón pero no son roedores sino que están emparentados con los topos, aunque recientemente se ha sugerido que tienen una relación genética más próxima con los erizos.

Morfología y comportamiento

Todas las musarañas son comparativamente pequeñas, varias apenas alcanzan el tamaño de un ratón. La especie más grande de este grupo es la musaraña casera (Suncus murinus) de Asia tropical, la cual tiene cerca de 15 cm de largo y un peso cercano a los 100 gramos; por otra parte la musaraña etrusca (Suncus etruscus) la cual tiene entre 3,5 y 5 cm  y 1,8 a 3 g, puede ser el mamífero más pequeño que existe.

Hábitat y distribución


Son los mamíferos más activos que existen. Cazan su alimento tanto de día como de noche. Muchas de las especies, en especial las europeas comen su propio peso en insectos diariamente, y pueden llegar a morir si pasan más de cuatro horas sin comer, por eso se alimentan cada 2 ó 3 horas y viven en lugares donde el alimento abunda. Su alimento se basa en invertebrados, y a veces pueden aprovechar carroña y pueden llegar a cazar y comer pequeños vertebrados tales como ratones de campo, lagartijas e incluso (siendo casos excepcionales) ratas.





Se defienden de sus depredadores mediante unas glándulas odoríferas que producen un olor desagradable que les hace un plato poco atractivo para animales con buen olfato como perros y mapaches, aunque son depredadas principalmente por la aves que tienen un sentido del olfato débil, como las lechuzas o las aves rapaces. Algunas especies de musaraña tienen saliva venenosa que usan para paralizar presas pequeñas como insectos y lombrices, al igual que los topos.
Aunque las hay semiacuáticas, la mayoría de las 264 especies de musarañas son terrestres. Prefieren los lugares con cierta humedad, así como los terrenos pedregosos con abundante vegetación. Están presentes en bosques de hoja caduca, límites de campos de cultivo y charcas, bordes de caminos, graneros, pastizales con hierba cortada, campos desiertos, etc.

Excavan sus madrigueras que tapizan con vegetación y tiene allí sus crías, unas seis por parto, las cuales nacen sin pelo. La gestación tiene una duración de entre 27 y 33 días, normalmente menos de 30. Su vida es breve, de apenas un año, siendo los mamíferos con menor longevidad, aunque en cautiverio puede vivir hasta cuatro años

 Esta especie no se encuentra entre las protegidas por I.C.O.N.A. pero sí se encuentra incluida en el capítulo III del Convenio de Berna, según el cual de no tomarse medidas para su conservación podría verse afectada su supervivencia.

Reproducción


El periodo de reproducción puede tener lugar en algunas zonas durante todo el año, siendo más normal que acontezca entre los meses de febrero y septiembre, produciéndose normalmente entre mayo y junio.
La gestación tiene una duración aproximada de entre 27 y 33 días, normalmente menos de 30, y trás este periodo se produce unos de los 3 ó 4 partos anuales en el que pueden nacer entre 2 y 10 rías, siendo más frecuente que nazcan 3 ó 4 por camada.
Las crías pesan al nacen entre 0,8 y 0,9 gramos. A partir de la semana ya se les puede observar el comportamiento típico de la caravana, en el que se trasladan de un lugar a otro en fila india, sujetándose unos a otros por la base de la cola, formando así una especie de tren o caravana, y permitiéndole a la madre, que va delante, mantener el control de los pequeños. A los 8 ó 9 días abrirán por primera vez sus ojos, al tiempo que completan el pelaje. Los pequeños continuarán mamando hasta los 20 ó 22 días.
Durante este periodo las musarañas son agresivas con los intrusos, y los machos se encargan de defender a las crías.
Las jóvenes musarañas serán capaces de reproducirse al poco tiempo de abandonar el nido, con excepción de las nacidas en la última camada, que deberán esperar al inicio del siguiente periodo reproductor.

Alimentación y costumbres

La base de su alimentación son los invertebrados, insectos y sus larvas, caracoles, arañas, etc. aunque no desaprovecha pequeños vertebrados como lagartijas, ranas y pequeños roedores.

Es un animal solitario y territorial, aspecto que se ve reducido durante el invierno, en el que pueden formar nidos comunales. Por el contrario, durante la época de reproducción, y sobre todo las hembras, se vuelven mucho más territoriales, y sólo admiten 1 macho en su territorio, cubriendo cada macho varias hembras.
Esta especie no esta sujeta a ningún periodo de hibernación, permaneciendo activa durante todo el año, y desarrollando su actividad tanto de día como de noche, con un periodo máximo de movimiento durante el atardecer y el amanecer.


Su vista es pobre, debiendo desempeñar el sentido del tacto la misión de exploración y detección de alimento.
Entre los animales que se alimentan de la Musaraña Común nos encontramos con las aves de presa, especialmente las nocturnas, el zorro, el gato montés, la gineta, la garduña, el turón, la comadreja, etc.
La Musaraña común emite una especie de chillidos ultrasónicos que son audibles.
Las huellas son difíciles de observar. Los 5 dedos de las cuatro patas dejan huellas separadas, y la cola deja un rastro sinuoso.
Los excrementos son muy oscuros o negros, alargados con los extremos afilados y miden entre 2 y 4 mm de largo por 1 ó 2 de grueso. Suelen estar compuestos por restos de insectos y son depositados sobre piedras o entre la vegetación.

 http://es.wikipedia.org

animalnatura